PORTABEBÉS ERGONÓMICO VS TIPO ARNÉS (COLGONA)

Si estás eligiendo un portabebés es importante que entiendas que debes elegir uno ergonómico y NO uno tipo arnés. Cómo distinguir uno del otro? En las mochilas tipo arnés las piernas del bebé quedan colgadas en relación al resto del cuerpo y el bebé queda apoyado en los genitales y no sentado en su nalguita, lo que provoca que su columna y su cadera queden en una posición no fisiológica.

 

La columna del bebé es cóncava y sólo comenzará a ser en forma de una S cuando comience a levantarse y caminar, por lo tanto, cualquier sobre esfuerzo que se le haga a su columna puede ser perjudicial para su correcto desarrollo. Es por esto que los portabebés ergonómicos son totalmente recomendables por mantener la columna en una posición cóncava, acompañando el crecimiento del bebé. Además de esto, en los portabebés de tela (fast fular, hamaka, argolla) el bebé estará sentado en la posición de rana, la cual consiste en posicionarlo con las piernitas abiertas en aproximadamente 45º en relación a su eje corporal y la cadera flexionada de manera que las rodillas queden a una altura un poco superior a la nalguita. Esta posición permite que la cabeza del fémur se encaje perfectamente en la articulación de la cadera previniendo problemas posteriores y ayudando a resolver problemas de displasia de cadera leves.

 

Las mochilas ergonómicas también proporcionan una posición bastante cómoda, pues las piernas del bebé están abiertas “abrazando” a quien lleva el cargador y él está sentado sobre sus nalguitas. Pero inclusive una mochila ergonómica deja de ser ergonómica cuando el panel de la misma ya le queda pequeña al niño. Cuando notes que las rodillas ya no están a la misma altura de la nalga, sino que quedan más abajo, es hora de cambiar tu mochila por una más grande.

No es lo mismo ir sentado que colgado, por eso en Anidar Slings promovemos el porteo seguro.

whatsapp +54 9 11 33162479

©2019 by Anidar Slings. Proudly created with Wix.com